¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Historia

  • Medalla de Oro de la Isla de Tenerife, año 1992.
  • Medalla de Honor del Exmo. Ayuntamiento de la Villa de la Orotava, año 1983.
  • Medalla de Oro de la Villa de la Orotava, 2005.

Fundación: el Falansterio de Taoro

Logotipo Liceo de TaoroLa Sociedad inicia su andadura el 5 de Octubre de 1855, como "Falansterio de Taoro". Los Estatutos ponen de relieve que había sido promovida con el objeto "de reunirse en un local en donde, a la par que puedan comunicarse sus ideas y pensamientos e instruirse con la lectura de periódicos y obras recomendables, se distraigan con todo género de recreo lícito y honesto" y con la finalidad que concurrieran a ella "principalmente los trabajadores y artesanos", destacando que "la laboriosidad, la honradez, la buena fama y conocida moralidad" serían las cualidades indispensables" que habrían de adornar a sus miembros. Disponían de "una pieza destinada exclusivamente para la lectura", donde se guardaría el más riguroso silencio; añadiendo que a través de personas que se prestasen a ello, el "Falansterio" procuraría "impartir lecciones elementales de geografía, de historia y de algunas otras útiles materias".

Desde los primeros momentos de su fundación, se suscriben a las Revistas mas destacadas de la época y su Biblioteca se vio enriquecida con interesantes volúmenes. La Cultura y el fomento de las diversas enseñanzas, se convirtieron en guía de la Sociedad.

La Esperanza

Con este espíritu, y por deseo de algunos vecinos de esta Villa, el 7 de Agosto de 1859 se modifican los Estatutos, pasando a denominarse "La Esperanza", creando una Sociedad "a donde puedan concurrir especialmente, los trabajadores y artesanos" señalando que procuraría "establecer lecciones de las más últimas materias" y disponer en su Biblioteca de periódicos que "traten de agricultura, artes y manufacturas", creando una "Junta Especial" para resolver los asuntos relacionados con la admisión de socios.

Fusión con la Filarmónica de La Orotava

La Esperanza, prestó la máxima atención a los actos de carácter altruista, sobresaliendo los relacionados con el mundo de la cultura, especialmente la Música y el Teatro, organizando su grupo de declamación.

En Octubre de 1884 se produce la fusión con la Sociedad Filarmónica de La Orotava, motivo por el que se modifican los Estatutos, accediendo a que en adelante la Sociedad se denominara "Liceo de Orotava", iniciando a comienzos de 1885, una de las etapas más sobresaliente de su dilatada historia, bajo la Presidencia de Vicente Martínez de la Peña y Real, potenciando la sección de música, en las que figuran como directores de la OrquestaEmilio de la Rosa y más tarde Agrícola E. García, ejecutando con cierta periodicidad conciertos en las plazas públicas y en el Teatro.

Fueron muchas las iniciativas llevadas a la práctica a lo largo de esta etapa, resaltando "la cátedra de dibujo lineal", con la finalidad de que gratuitamente, "la clase artesana y principalmente los carpinteros y albañiles, pudieran darse razón de las reglas más triviales del arte a que se dedican", sin olvidar la fundación de una "revista quincenal de Ciencias, Literatura, Bellas Artes, Agricultura, etc.", que como "órgano del Liceo" y bajo el título "La Orotava" comenzó a editarse el 23 de Junio de 1885.

El Nuevo Liceo

A pesar de la espléndida trayectoria, en Enero de 1888, la Sociedad renunció a la denominación que venía ostentando, para pasar a titularse "Nuevo Liceo de Taoro", con la finalidad de ajustar su situación a ciertas normas dictadas por las autoridades. En ésta etapa intervino activamente en la "Exposición de horticultura", celebrada en los Jardines del Marquesado de la Quinta Roja.

La Sociedad, interesada por todo lo que significase progreso para el país, acogió con entusiasmo el proyecto tendente a "unir los pueblos del Valle mediante el teléfono", instalándose en el entresuelo de la propia sede social en la calle de La Carrera. El Liceo continua apoyando las Fiestas principales de La Orotava, precisamente las de San Isidro de 1892, a pesar de las penurias económicas, decidieron "terminar el arco en construcción...para adornar la calle del Calvario". Colaboran "recaudando fondos para las obras de pavimentación de la Plaza de la Alameda", así como en "fomentar una biblioteca popular" junto con el Casino de Orotava.

Destacar la participación de la mujer en la sección de declamación o su incorporación a la Orquesta Filarmónica, Conferencias o la publicación quincenal de un periódico titulado "El Porvenir de la Mujer", dirigido por Margarita Jacinto del Castillo. Época asimismo de numerosísimas celebraciones literario-musicales y de abundantes inquietudes, que en 1897 llevaron a algunos miembros de la Sociedad a fundar un "Ateneo", presidido por Adolfo Herreros González.

A principios del Siglo XX, en el Liceo continua imperando el espíritu Liberal, al que se une un sentido regionalista fuertemente arraigado. Se seguía con entusiasmo la vida pública de los isleños más destacados; sobre todo los éxitos literarios de Pérez Galdós, con quién solían mantener frecuentes contactos.

La visita del Rey

El 28 de Marzo de 1906 realiza su visita a La Orotava el Rey Alfonso XIII, y a su llegada a San Pablo, el Liceísta Agrícola E.Garcia, le hizo entrega de un ejemplar del Pasodoble "Alfonso XIII", que había compuesto para ser tocado en su honor.

Parte del mobiliario de las dependencias municipales, fueron cedidos por el Liceo. En reunión presidida por Francisco Casanova Hernández, había acordado "contribuir con algunos espejos y arañas...para adornar una de las habitaciones que S.M. ha de ocupar", confiándole, además el Consistorio, la ejecución de las alfombras que debian realizarse en la plaza de la Constitución, y a su vicepresidente, Francisco Alvarez Farráis, la presidencia de la comisión general de las mismas. Quedaron tan mermadas las arcas Municipales, que el Liceo corrió con los gastos de la Organización de las Fiestas de San Isidro.

Compromiso con el desarrollo de la región

Hay que tener en cuenta que el Liceo continuaba preocupado por la causa pública, la defensa de los intereses generales de Tenerife y de modo muy especial los del Valle de La Orotava.

El proyectado puerto de Martiánez, desde que en 1905 visitó el lugar una representación del Ministerio de Marina, tuvo un entusiasta defensor en la Sociedad, si bien, su máxima atención lo centró en el tema de la deficiente red viaria, insistiendo ante el Diputado Domínguez Alfonso con el que tenían estrechas relaciones, para la ejecución de las Obras de la carretera del Pinito, o en 1924, bajo la presidencia de D. Buenaventura Machado Hernández, para la ejecución de la carretera Orotava-Vilaflor..

Resaltar la defensa de Tenerife cuando se presentó la "cuestión canaria" para lo que el Liceo fue convocado para formar parte de la Comisión a la pretendida división de la Provincia.

Tal era la importancia que iba adquiriendo la Sociedad, que era llamada a colaborar en todos los acontecimientos importantes de La Orotava, especialmente en las Fiestas de San Isidro y Alfombras de Flores, formando parte de ambas comisiones, organizando varios actos de las Fiestas, Bailes Regionales o Fiestas infantiles en el Teatro, entre otros.

Siempre estuvo dispuesta a ayudar a todas aquellas personas e instituciones que con fundamento lo solicitaran, colaborando en innumerables ayudas benéficas, participa en la "sociedad de Socorros Mútuos" con el fin de favorecer a los "socios imposibilitados para el trabajo"; se organizan bailes para recaudar fondos de ayuda a las familias necesitadas; contribuyen con una cuota mensual y por tiempo indefinido al sostenimiento de un enfermo de los que se hallan a cargo de la Sociedad "La Caridad"; reparto de juguetes a niños pobres en la festividad de Reyes, y un largo etcétera.

Esta etapa fue rica en intercambios con el resto de asociaciones del Valle, colaborando con la "Sociedad Protectora de Animales y Plantas útiles"(1896), La "Cámara Agrícola", "Unión Demócrata", "Casino de Orotava" y "Círculo Iriarte" y "La Nueva Unión" de Puerto de la Cruz.

Liceo de Taoro

En 1924, se modifican los Estatutos Sociales y se adopta la denominación "Liceo de Taoro", con la que ha llegado a nuestros días. En esta etapa, y hasta nuestros días, la Sociedad potencia toda clase de actividades culturales, deportivas y de ocio; pasan por nuestra Sociedad las figuras más relevantes de la Literatura, el artey la cultura. Por destacar algunos, podríamos citar a los Premios Nobel de Literatura Camilo José Cela y Miguel Ángel Asturias; la Premio Cervantes de Literatura, la poetisa cubana Dulce María Loynaz, rectores y catedráticos de universidades, científicos del IAC, arquitectos, músicos, políticos, militares, deportistas, y un sinfín de personalidades que sería imposible enumerar.

En 1936, la Sociedad, bajo la Presidencia de D. César Hernández Martínez, organiza la Romería de San Isidro, tal y como la vemos en la actualidad, conocida como "la Fiesta más bonita que hay en Canarias", constituyéndose en modelo de referencia para todas las localidades de nuestras Islas, que habían decaído de tal forma, que algunas no se celebraban. En este mismo año, se celebra, el primer Baile de Magos, en la terraza del Teatro Atlánte, y un concurso de coplas, en el salón de dicho Teatro, por no tener espacio la Sociedad en los locales de la Plaza de la Constitución. Años más tarde, en 1956, se elige a la primera Romera Mayor de las Fiestas de San Isidro, que desde entonces preside la Romería de los Patronos de nuestro Pueblo. Dos aportaciones que ha hecho la Sociedad a su pueblo, al que siempre se ha dedicado,que este año cumplen 70 y 50 años respectivamente, y que se mantienen gracias a la colaboración del Excmo. Ayuntamiento de la Villa.

En el último tercio del Siglo XX, la Sociedad, además de continuar con las actividades desarrolladas desde sus orígenes, cuenta con una Coral Polifónica, Grupo folclórico y fomenta el deporte a través de la creación de una Escuela y Sección de Tenis, actividades éstas que han dado renombre a la Sociedad y a La Orotava dentro y fuera de nuestras Islas.

Por nuestras salas de arte, han pasado pintores destacados: Ruano, Máximo Escobar, Mohamed Osman, José Carlos Gracia, Marisca Calza, María Estrada, Pascual González Regalado, Corella, Celestino Mesa, Esteban de León, Antonio Socas, Cote Pomares, y un largo etcétera que sería imposible enumerar, contando con una Hemeroteca de cierta importancia.

Implicados con la sociedad

La Sociedad mantiene el espíritu de sus fundadores: somos una Sociedad Liberal, Democrática y participativa, que colaboramos con todas las instituciones Públicas y Privadas que nos lo requieran y redunden en beneficio de nuestro Pueblo y de nuestra Tierra, mantenemos estrechos lazos de colaboración con nuestra Corporación Municipal, en especial las Concejalías de Cultura y Fiestas; con el Instituto Canario Orotava de la Ciencia; Filmoteca Canaria; Cabildo de Tenerife; Instituto Astrofísico de Canarias; con el Centro del Profesorado de La Villa de La Orotava y sus dos Institutos; con las Sociedades de la Isla entre las que destacamos El Círculo de Amistad XII de Enero, Casino de Tenerífe, Orfeón La Paz de La Laguna, la Casa de Venezuela en Canarias, etc.

El Cabildo de Tenerife le concedió la Medalla de Oro de la Isla de Tenerife en 1992, y el Excmo. Ayuntamiento de La Orotava, en Sesión del 27 de Septiembre de 2005, le concedió la Medalla de Oro de la Villa de La Orotava, por su dilatada trayectoria, en la celebración del 150 Aniversario de su fundación, el 5 de Octubre de 2005.